Ejido Vencedores, un modelo de buen manejo de los recursos forestales — ecologica
Usted está aquí: Inicio / Artículos / Ejido Vencedores, un modelo de buen manejo de los recursos forestales

Ejido Vencedores, un modelo de buen manejo de los recursos forestales

Cecilia Navarro

Uno de los ejidos emblemáticos por su importante producción maderera y por su buena organización es el llamado Vencedores y Anexos, ubicado en el municipio de San Dimas, en el estado de Durango, integrado por 223 ejidatarios. Su superficie es de 23 mil 500 hectáreas y alberga dos parcelas escolares. Este ejido se constituyó mediante la dotación de ejidos concedida en la resolución presidencial del 24 de septiembre de 1941 y ejecutada el 4 de febrero de 1944.

Vencedores contaba inicialmente con una superficie de 15 mil 690 hectáreas y años después, en tres ocasiones, recibió dotaciones adicionales de terrenos, por lo que hoy tiene 23 mil 500 hectáreas.

En julio de 1994, el ejido Vencedores y Anexos celebró una asamblea de formalidades especiales a fin de implementar la certificación de derechos ejidales; es decir, a fin de delimitar y asignar las tierras propiedad del núcleo agrario e inscribir el acta levantada en el Registro Agrario Nacional. Desde entonces, el ejido Vencedores, uno de los más grandes de Durango, es reconocido por el buen manejo que hace de sus bosques, en donde además de la extracción y venta de madera se llevan a cabo labores de ecoturismo y acuacultura.

El ejido Vencedores tiene un permiso de aprovechamiento anual de aproximadamente 40 mil m3 de pino verde, 8 mil m3 de encino y volúmenes no significativos de otras especies. Su utilidad bruta anual es de 30 millones de pesos, de lo que se reparte aproximadamente el 60 por ciento.

José Guadalupe Reyes Rodríguez, presidente del comisariado ejidal del ejido Vencedores, ha dedicado más de 20 años de su vida a fortalecer el ejido. Antes de llegar a esa posición colaboró en el área de servicios técnicos de la Unión de Permisionarios de la Unidad de Conservación y Desarrollo Forestal Núm. 4 y fue prestador de servicios en el programa Prodefor de la Comisión Nacional Forestal (Conafor). Hoy busca fortalecer el ejido, poniendo especial énfasis en la honestidad y la transparencia. En esta entrevista comparte qué es lo que hace a Vencedores un referente.

Acerca de la relación entre la comunidad y el ejido, resalta los aspectos que más han cuidado a lo largo de estos años:

  • Educación: “El ejido siempre ha estado pendiente de las necesidades de las instituciones escolares que existen dentro del núcleo ejidal, tanto en Vencedores como en sus anexos: Agua Blanca, Piedras de Lumbre, Alamillos, etc. Esto, desde la creación de la primera escuela (primaria) hasta la que actualmente se establece (Telebachillerato comunitario)”.
  • Salud: “El ejido ha apoyado en todo momento a las instituciones de Salud, IMSS y SSA, con instalaciones, casas para los médicos, gestiones para que haya médico en la comunidad, alimentación para médicos, gestiones para abasto de medicamento, manteniendo relación constante con las autoridades”.
  • Servicios públicos (luz eléctrica y agua potable): “El ejido durante muchos años fue el proveedor del servicio de energía eléctrica a la comunidad, absorbiendo todos los costos y gastos generados hasta el año de 2004, cuando fue electrificada la zona por parte de CFE. Y hasta la fecha provee el servicio de agua potable, invirtiendo en infraestructura y redes y actualmente absorbe el 50 por ciento de los costos y gastos generados por este servicio”.
  • Deporte: Siempre al pendiente de las actividades deportivas, apoyando a la comunidad deportiva en traslados, material deportivo, uniformes etcétera.
  • Social: El ejido participa activamente en actividades sociales; celebra su aniversario los días 19 y 20 de noviembre y participa en las celebraciones de diversas fiestas cívicas y religiosas.

–¿Cómo se organizan para la toma de decisiones?

–Por lo general, siempre se considera a la Asamblea General de Ejidatarios, dependiendo de la importancia y urgencia de la decisión a tomar, para ello es analizado primeramente por la Directiva Ejidal, existe un grupo de apoyo denominado Concejo Ejidal que en la mayoría de las ocasiones se toma en cuenta para las decisiones, para ello se pueden llevar a cabo reuniones donde se analiza el tema a discutir, se proponen lluvias de ideas u otros elementos que ayuden a decidir lo mejor. Para asuntos de menor relevancia la directiva está facultada para tomar decisiones como representantes ejidales.

–¿Qué obstáculos han enfrentado?

–Como Directiva Ejidal, no hemos enfrentado tantos obstáculos, pero sí problemáticas al interior, por la forma en que durante años se ha trabajado, encontrando desorganización por no existir una estructura jerárquica bien establecida. Además no tenemos un mecanismo para la cobranza de cuentas existentes derivadas de ventas, préstamos a trabajadores, fleteros, contratistas entre otros. También hay vicios por parte de parte del personal, entre ellos ausencias frecuentes, negativas a usar equipos de seguridad y en ocasiones hasta negativas a laborar.

En otros aspectos por lo general es enfrentar el burocratismo en las dependencias gubernamentales a las cuales se acude eventualmente y por el mínimo detalle se pierden tiempos valiosos que se pueden aprovechar en otra cosa (la Secretaría de Desarrollo Rural (Sader), agricultores y ganaderos).

–¿Qué lecciones tienen para otros ejidos forestales?

–Consideramos que una de las grandes lecciones que tuviéramos para otros ejidos forestales es la unidad ya que, a pesar de las muchas problemáticas que como ejido hemos enfrentado, nos mantenemos unidos sin formar grupos o divisiones al interior de nuestro núcleo agrario. Considerando principalmente que eso no hace ser bien visto por parte de las dependencias gubernamentales para la asignación de apoyos.

Otro aspecto es lo relacionado con contar con una fuente de trabajo que le da vida a nuestro centro de población y que da empleo directo a aproximadamente 120 trabajadores, e indirecta a un gran número de contratistas de extracción y flete de trocería, prestadores de servicios mecánicos, eléctricos, comerciantes, etcétera.

–¿Qué proyectos tienen para que jóvenes y mujeres también tengan oportunidad de trabajo en el ejido?

–Las áreas productivas del ejido están abiertas de manera permanente a todo personal que esté dispuesto a prestar sus servicios, sin hacer ningún tipo de distinción de género ni edad.

Cabe mencionar que en el ejido se cuenta con una empresa para fabricación de muebles lograda a través de apoyos de gobierno federal la cual no se encuentra actualmente operando por problemas administrativos.

–¿Qué esperan de la nueva administración?

–Antes que nada, total honestidad, así como el no perder de vista la finalidad con la que fueron creados los núcleos ejidales como empresas sociales, buscando siempre la sustentabilidad de cada uno de sus recursos

–¿Cuáles son sus planes a futuro?

–Contar con autonomía total en todos los aspectos, para no depender de terceros, ya que con esto se podrán tomar mejores decisiones para continuar con el crecimiento como núcleo ejidal.

–¿Cómo ha sido su relación con la autoridad forestal, ha facilitado o complicado su trabajo?

–La relación que se tiene con la autoridad forestal hasta el momento ha sido buena, no se han tenido ningún tipo de detalles que generen un problema al ejido, ni tampoco que por su conducto pudiesen complicar nuestro trabajo.

Cecilia Navarro
Correo-e: [email protected]

 

comentarios de blog provistos por Disqus