El problema del sargazo en México en el 2018 — ecologica
Usted está aquí: Inicio / Artículos / El problema del sargazo en México en el 2018

El problema del sargazo en México en el 2018

Secretaría de Turismo y Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología

El movimiento del sargazo es importante para la conectividad en el sistema marino, pues es hábitat y refugio de una gran cantidad de especies. Su arribo a las costas del Caribe mexicano es un fenómeno natural recurrente y no es exclusivo de México. Durante el verano del 2011 ocurrió una arribazón anómala de sargazo considerada como un evento de “escala oceánica”, abarcando las costas orientales del mar Caribe (sur de Cuba y las Antillas Menores) y el occidente de África (desde Sierra Leona hasta Ghana).

En el año 2015 se consideró atípico por las grandes cantidades que arribaron, cuantificando 320 m3 de sargazo por cada kilómetro de playa por día, durante el mes de agosto. A principios de 2015 la presencia de grandes cantidades de sargazo en las playas se hizo una constante. Estas arribazones en las playas de Quintana Roo se mantuvieron hasta diciembre de ese año, afectando prácticamente a la totalidad de playas de los cinco municipios.

La arribazón masiva de sargazo de 2015 y de 2018 en las costas de Quintana Roo provocaron diversas afectaciones, especialmente en las actividades turísticas y de conservación, ya que abarca las temporadas vacacionales y la de anidación de tortugas marinas.

Entre los principales efectos que genera están:

  • Reducción de luz y oxígeno (zonas afóticas, hipoxia y anoxia).
  • Acidificación por producción de ácido sulfhídrico (H2S).
  • Muerte y daño de corales.
  • Aumento en las concentraciones de nitrógeno y fósforo (eutroficación).
  • Aumento en la concentración de materia orgánica particulada.
  • Pérdida de pastos marinos y reemplazo por comunidades algales.
  • Afectación a las poblaciones de tortugas marinas.
  • Impacto en especies de fauna asociadas al sargazo durante las actividades de remoción en el mar.
  • Pérdida de playa como consecuencia de la desaparición de praderas de pastos marinos y por actividades de remoción en tierra.

En 2015, bajo la coordinación de la Secretaría de Marina (Semar), se organizaron grupos y subgrupos de trabajo para atender lo siguiente:

1. Remoción, disposición y manejo –coordinado por Semar-Semarnat.

2. Conocimiento –coordinado por el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático.

3. Comunicación –coordinado por la Semar, Semarnat y Sectur.

La contención, retiro y limpieza de sargazo en playas fueron las actividades que prioritariamente se atendieron, removiendo un promedio de 320 m3 por km/día durante el mes de agosto, dando un total de ≈ 71 mil 300 m3 durante ese mes, siendo necesario el empleo de más de 4 mil 400 trabajadores para remover el sargazo de las playas.

Lo anterior representa un desafío para los tres órdenes de gobierno, al no contar con una estrategia que permita actuar de manera anticipada. Por lo anterior, la presente demanda específica tiene como objetivo contribuir con parte de las acciones emprendidas por el gobierno federal, por lo que mediante investigación y desarrollo tecnológico realizado en México, se generen soluciones alternativas que sienten las bases para el establecimiento de políticas públicas mediante las conjunción de capacidades y fortalezas existentes en el país, considerando que será un evento recurrente relacionado con un aumento de nutrientes de origen antropogénico y muy probablemente con un aumento de la temperatura de la superficie del océano.

Secretaría de Turismo
Contactos: http://ictur.sectur.gob.mx,
[email protected], @ictur_sectur
y Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología

 

¿Este año habrá menos sargazo que en 2018?

Según cálculos de la Administración Nacional de la Aeronáutica y el Espacio (NASA) y la Universidad del Sur de Florida, este año la cantidad de sargazo en el mar Caribe será menor al récord histórico de 2018, pero superior a lo observado en 2015.

Para octubre y los últimos meses de 2019 es posible que la arribazón del alga en el mar Caribe y en el sur de Florida se reduzca con respecto a los meses anteriores. Esto, porque su cantidad en el océano Atlántico ha disminuido desde principios de julio. Cabe recordar que en la primera semana de dicho mes, la NASA informó del hallazgo de un cinturón de sargazo sin precedente en la zona del Atlántico, entre las costas de Sudamérica y el norte de África.

Varios reportes calcularon un cúmulo de alga marina de 550 kilómetros de diámetro en el mar Caribe. Aseguraron que la arribazón de sargazo quintuplicaría a la calculada en 2018, el año récord en cantidad desde que existe vigilancia satelital. Pero todo apunta a que los reportes fallaron.

Y no solo eso: en todas las regiones afectadas, la cantidad total de macroalgas se estima superior a 10 millones de toneladas métricas, similar al volumen registrado en julio de 2015, con 11 millones de toneladas, pero mucho menor que las 17 millones de toneladas de julio de 2018.

Para no adelantar pronósticos que la realidad luego eche por tierra, la NASA y la Universidad del Sur de Florida afirman que la cantidad exacta de sargazo, el tiempo y la ubicación de las arribazones dependerán de la circulación oceánica local y de los vientos.

comentarios de blog provistos por Disqus