Más Canales de Ayuda para la ciencia — ecologica
Usted está aquí: Inicio / Presentación / Más Canales de Ayuda para la ciencia

Más Canales de Ayuda para la ciencia

En julio de 2010, Herbert Jäckle, vicepresidente de la Sociedad Max Planck, dijo que México tiene un enorme potencial de talento para desarrollar la ciencia pues cuenta con gran número de jóvenes. Sin embargo, falta promoverla e incrementar los recursos destinados a la investigación.

Lo anterior lo dijo al inaugurar la exposición El túnel de la ciencia, en Universum, Museo de las Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). El científico alemán agregó que el bajo presupuesto del producto interno bruto (PIB) que México destina a la ciencia y a la investigación de 0.5 por ciento se refleja en el número reducido de científicos que existen en el país.

El doctor Jäckle también sostuvo que sería muy importante enviar a jóvenes investigadores al extranjero y después darles la oportunidad de regresar para trabajar en instituciones que no se concentren en unas pocas disciplinas científicas y al respecto mencionó cómo China y Singapur, por ejemplo, muestran que es posible establecer en un mediano plazo un entorno científico exitoso.

Para el representante de la organización más destacada en investigación científica de Alemania –suma 16 premios Nobel y 78 institutos con más de 4 mil científicos–, la formación y la investigación tienen la condición básica de despertar a muy temprana edad el interés por conocer más.

Fue muy claro al señalar que si realmente nuestro país desea promover la educación y la formación de manera amplia para forjar a los mejores estudiantes en el campo de la ciencia, se necesita más inversión. “Visto desde fuera, dijo, México tiene un enorme potencial de talentos y tradicionalmente cuenta con excelente formación universitaria”. Pero aun así, el distinguido investigador alemán, reiteró que “falta la promoción a temprana edad, o sea, desde la escuela primaria”.

En la apertura de la muestra, Carlos Arámburo de la Hoz, en ese entonces coordinador de Investigación Científica de la UNAM, advirtió que es indispensable aumentar la inversión nacional en el desarrollo del área, debido a que sin ciencia no hay futuro. Agregó que México con más de 108 millones de habitantes, solo cuenta con 16 mil científicos en todas las áreas. Arámburo resaltó la urgencia de que ese número aumente pues es una de las claves para el progreso económico y social del país.

La Sociedad Max Planck es reconocida como la mejor organización científica europea. Honra con su nombre a uno de los personajes más importantes en el desarrollo de la física cuántica.

Ha pasado casi una década de esa magna exposición y de la visita del doctor Jäckle a México y seguimos sin una política científica de primer nivel y sin las medidas que permitan interesar a los jóvenes en la ciencia. Y como lo anotó en 2010 el prestigiado académico, es una tarea que debe comenzar con los alumnos desde la escuela primaria.

Precisamente de fomentar el interés por la ciencia en los jóvenes se ocupa una pequeña pero dinámica fundación: Canales de Ayuda, creada gracias a la visión de don Fernando Canales y su esposa María de la Paz. Hace ocho años decidieron dedicar parte de sus haberes a esa tarea. Este caso constituye un buen ejemplo de que, a lo que corresponde hacer al sector público, deben sumarse los apoyos del sector privado a fin de convertirnos, a través del conocimiento científico, en un país más avanzado en lo económico y en lo social, siendo menos injusto y desigual en todos los aspectos.

En este número de La Jornada Ecológica, damos cuenta de las tareas emprendidas hasta hoy por la fundación Canales de Ayuda, lo que piensan algunos de sus jóvenes becarios y los proyectos que apoyan en institutos y centros de salud, por ejemplo.

Acciones como estas, pequeñas pero ejemplares, pueden modificar para bien el panorama de la ciencia en México y avanzar para lograr una educación de primer nivel. Ahora ocupamos el nada honroso último lugar en ciencia y en conocimiento de las matemáticas entre los 32 países que conforman la Organización para el Desarrollo Social y Económico, OCDE.

Prueba de que tenemos talento son los jóvenes estudiantes que en julio pasado participaron en la 60 Olimpiada Internacional de Matemáticas celebrada en Inglaterra y la más importante en su tipo. Como el apoyo financiero del sector oficial no era suficiente para el viaje, el cineasta Guillermo del Toro les pagó los boletos de traslado a Londres.

El equipo lo integraron seis estudiantes de bachillerato quienes llevan varios años en el programa educativo de la Olimpiada Mexicana de Matemáticas que impulsa la Sociedad Matemática Mexicana. Ganaron una medalla de plata y tres de bronce. Asimismo, Canales de Ayuda financió de 2014 a 2016 los boletos de avión, estancia y viáticos de cinco alumnos y cinco asesores por año, de la delegación Chihuahua a las Olimpiadas Nacionales de Matemáticas, obteniendo 11 medallas de oro y siete de plata.

Muchos otros jóvenes y prometedores talentos destacarían en otras especialidades si contaran con el apoyo necesario por parte de instancias públicas y privadas. Y en ramas del saber de gran importancia y actualidad, como son las del medio ambiente y la biodiversidad, tan importantes por los desequilibrios que el planeta registra ya por el calentamiento global.

comentarios de blog provistos por Disqus