Greta Thunberg, el personaje de la Cumbre Mundial del Cambio Climático — ecologica
Usted está aquí: Inicio / Artículos / Greta Thunberg, el personaje de la Cumbre Mundial del Cambio Climático

Greta Thunberg, el personaje de la Cumbre Mundial del Cambio Climático

Greta Thunberg fue la gran protagonista de la Cumbre si nos atenemos a lo que publicaron los medios y las redes sociales. Su presencia acaparó toda la atención. Ella tiene el monopolio mediático en asuntos climáticos.

Pero en su participación más importante en Madrid, ante 200 periodistas, se mostró más parca y sencilla que siempre y cedió el protagonismo a sus otros siete activistas de diversas partes del mundo que la acompañaron ese día en la Cumbre.

Aseguró que la emergencia climática no “es un problema futuro, es algo que nos está afectando ya. La gente está sufriendo ya las inclemencias climáticas y, por ello, no se puede esperar”. Luego cedió la palabra a los jóvenes activistas invitados al acto ya que, según dijo, “sus historias deben ser escuchadas” en un contexto como este “donde somos objeto de tanta atención mediática”.

Greta Thumberg acudió a la COP25 y ofreció una rueda de prensa, junto con la activista de Fridays for Future Alemania, Luisa Neubauer. Señaló que se siente una privilegiada porque su historia ha sido contada muchas veces y ha insistido en que hay otra gente del sur y los pueblos indígenas que merecen también la atención. “El impacto del cambio climático no afectará solo a los niños de hoy. Está afectando a mucha gente, que esta sufriendo y muriendo hoy –ha añadido–. Por eso, hemos creado este evento, como una plataforma para compartir historias que deben ser contadas.

Greta también se erigió en defensora de algunos de los pueblos indígenas. En este sentido indicó que le parece “increíblemente importante” escuchar a estas poblaciones porque muchas de ellas “están sufriendo y sus derechos están siendo violados en todo el mundo; están siendo azotados por el cambio climático más y más rápido que nadie”. Y estos pueblos “han mantenido el equilibrio de la Tierra durante miles de años” por lo que, en su opinión, “son importantes en este momento crucial”.

Tras su intervención, Greta dio paso a otros jóvenes activistas de Filipinas, Rusia, Estados Unidos, Uganda y Chile, quienes valoraron la situación climática y cómo se estaba desarrollando la cumbre del clima.

La activista chilena criticó que su gobierno se está “lavando la imagen” en esta cumbre en un contexto de conflicto social, y dijo que no se puede defender el clima sin defender los derechos humanos. Denunció la violencia policial en su país. Agregó que el mundo “no suele mirar a la parte sur del globo” y ha recordado que “miles de personas” se manifestaron en Chile por “una vida más digna”.

“La gente está muriendo y hay especies que están siendo asesinadas. Nuestro movimiento tiene que ser más grande que reciclar. Es tiempo de escuchar a la Madre Tierra”, dijo la joven activista representante de Minesota (Estados Unidos).

En la misma línea, la activista de Fridays for Future en Uganda Hilda Flavia Nakabuye subrayó que cada viernes los jóvenes continúan perdiendo clases “para que el mundo sepa lo que está pasando”. Y que, aunque en África generan apenas emisiones, son “los que más” están sufriendo el cambio climático. Y criticó que las negociaciones de los líderes mundiales “se realizaran sin nuestro punto de vista”.

Una joven activista filipina aseguró que “desafortunadamente” el cambio climático “está afectando” a su país, donde se dan fenómenos meteorológicos extremos como tsunamis; y pidió a los líderes mundiales que tomen las decisiones “correctas”.

La joven Greta, con su magnetismo y aparente fragilidad y robusta convicción; con mensajes sencillos, de frases cortas pero irrefutables, hace pensar que estás ante una persona poderosa. Es sin duda el poder de las nuevas generaciones, que han encontrado en ella una referencia indiscutible, su mejor portavoz, un aliado que ha galvanizado las diversas protestas de un movimiento: el de la justicia climática, implantado en todo el mundo, como una ideología transnacional e intergeneracional.

La joven que lleva meses sin ir a clase ha vuelto a impartir lecciones: en este caso de sobriedad y respeto a sus otros compañeros. Unas pocas palabras pronunciadas con el ánimo de llegar a los “oídos” de todo el planeta.

Pero la escritora española Almudena Grandes en su columna del diario El País criticó el súper liderazgo de Greta, pues no está preparada para soportarlo. Y que mientras se echan loas a ella, nadie hable con más contundencia de Jair Bolsonario, el presidente brasileño. “El pirómano de la selva amazónica”, lo llama Almudena. Ni de Donald Trump “que sigue haciendo chistes sobre el frío que hace en pleno recalentamiento global. Ni del líder chino Xi Jin Ping, que “aspira a seguir contaminando por el procedimiento de comprar cuotas de emisiones de gases de países que ni siquiera se pueden permitir el lujo de poseer industrias”. Para la reconocida escritora, ese es el verdadero peligro sobre el movimiento que fundó la joven sueca de 16 años.

comentarios de blog provistos por Disqus